¿Cuáles son las consecuencias de no cuidar bien mi boca?

¿Cuáles son las consecuencias de no cuidar bien mi boca?
El descuido y la mala higiene bucodental puede atraer problemas mucho más graves que una caries o una enfermedad de las encías. Lo que ocurre en una parte de nuestro cuerpo, inevitablemente, lleva consecuencias a otra gran parte del mismo, ya que todo tiene una conexión. Lo que sucede en un punto incide en el punto opuesto, pensemos en las funciones del riego sanguíneo. En la boca tenemos vasos  sanguíneos que forman parte del riego sanguíneo de nuestro organismo. La enfermedad de las encías, surge de infecciones en los tejidos dentales (encía y hueso), esta bacteria a través del riego sanguíneo nos traslada serias consecuencias, algunos ejemplos son: Infarto de miocardio: Existen bacterias en la placa (sarro) que van directas al corazón Partos prematuros: Las bacterias de las encías insanas, producen la liberación de unas hormonas responsables de las contracciones del parto Halitosis (mal aliento): Estudios demuestran que no siempre la halitosis es de origen estomacal, sino bucal; pero los que son de origen bucal (la mayoría), un 75% procede de las bacterias alojadas en la lengua y un 25% de las bacterias qué se encuentran en el tejido de las encías. Agravación de diabetes: La diabetes está estrechamente relacionada con la enfermedad de las encías (enfermedad periodontal), por lo que una mala higiene y cuidado conduce a agravar esta enfermedad. Problemas estomacales: Esta situación se da, sobre todo, en casos, en los que, por mala higiene, hay ausencia de piezas dentales (muelas), y esto hace que la masticación no sea correcta, por tanto los alimentos no son bien digeridos y forzamos el estómago para el proceso de digestión de forma sobrenatural, llegando a causar problemas estomacales crónicos. Aumenta el riesgo de lesiones musculares: Las bacterias de las caries y de la enfermedad periodontal desequilibran los minerales que intervienen en las contracciones musculares, quedando el cuerpo más expuesto a tendinitis, desgarros, pinzamientos e incluso problemas en las articulaciones. Problemas de espalda: Las infecciones bacterianas influyen en los discos vertebrales, por otro lado, el no tener los dientes alineados y morder de forma incorrecta, incide sobre nuestra postura corporal incidencia la mayor carga de las consecuencias en la espalda. Recuerda que acudir a tus revisiones dentales es la mejor prevención. En la Clínica Dental Carolina Concepción trabajamos por y para la prevención y educación bucodental de nuestros pacientes.
Artículos relacionados